Casa Chan & Uri

Casa Chan & Uri

El proyecto para la casa de Vallromanes, en Barcelona, es una casa para una joven pareja que busca vivir en contacto con la naturaleza. Con la suerte de disponer de un terreno que limita con una zona verde, donde nunca tendrán vecinos, nuestros clientes querían una casa abierta al bosque que les permitiera disfrutar al máximo del espacio exterior.

Aprovechando que la pendiente del terreno está orientada este-oste, la casa se adapta a la topografía y se abre completamente a sur, para aprovechar la máxima captación solar. El resultado es una casa con 20 metros de fachada que se va adaptando a los distintos niveles del terreno y en la que todas las estancias disponen de luz solar directa y ventilación cruzada.

Nuestra clienta trabaja desde casa así que uno de los requerimientos de proyecto era el de disponer de un estudio donde trabajar de forma autónoma. Este espacio dispone de un acceso independiente conectado con la calle para poder recibir clientes.

El acceso a la casa se sitúa un nivel por debajo y se realiza a través de un porche que conecta la zona de jardín con el bosque. Se trata de un espacio que puede quedar completamente cerrado para funcionar como jardín de invierno y que separa la casa en zona de día y zona de noche. En la zona de día se sitúa la cocina y la zona de estar-comedor y en la zona de noche se plantean tres habitaciones conectadas mediante una escalera que se va adaptando a la pendiente del terreno.

Para reducir los costes de la puesta en obra, el sistema constructivo se basa en un muro de carga de bloque de hormigón estructural que en el interior se complementa con un trasdosado de madera de pino sin tratar por donde pasan las instalaciones. La cubierta también es de madera, un material que nos permite salvar el desnivel de forma efectiva sin generar puentes térmicos.

Compartir: Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest1Share on LinkedIn0